28 feb. 2011

Jubilación

Pasó la vida trabajando como un cabrón. Apenas vió crecer a sus hijos que ahora siguen siendo desconocidos, trabajadores como el. Sale a correr a diario, haga frío, llueva o truene, y siempre hacia el este, como tratando de recuperar su tiempo, su vida que perdió.

Pescador

Nació en un bote mecido por las olas en busca de un futuro al otro lado de un mar. Creció junto a el, sacando de sus adentros lo que el llama su sustento. Un día le pasará factura, y en sus fondos quedará. Cada día va a su encuentro, la muerte, la que le da de comer.

¡Socorro!

Por más que intenté avisarles, no me hicieron caso. Aquel tipo que se acercaba, finalmente, me dejó sin dueños.

Paparazzi

¡Mierda de foteros... Y yo con estos pelos!

Apoyado en el sustento

Apoyado en el sustento, miraba el futuro con resignación. Esa que solo el saberse sin nada, da la tranquilidad de nada poder perder.

Merecimiento

Desde que tuvo uso de razón trató de hacer el bien. Formó una familia a la que educó, honrado trabajador, gran compañero y mejor padre, solo tenía un deseo. Dejar este mundo antes que su mujer. Aún no sabe en qué se equivocó, para merecer este castigo de la soledad.

21 feb. 2011

Como siempre

Discutieron por algo absurdo. Algo que ya ninguno recuerda su origen ni motivo. Soportan el lento paso del tiempo en silencio, la tensión de no rozarse achicando espacios comunes, pero ninguno se decide a dar el paso, y el tiempo pasa haciéndose cada segundo más difícil. Los dos desean lo mismo pero siguen en silencio, siguen tensos. Es raro todo esto.

Mar adentro

Agua, todo lo que me rodea es agua. Si me lanzo a ella y empiezo a nadar hasta agotarme, habrá tal distancia que sea imposible regresar, y allí, luchando por flotar, me mecerás, envolverás y succionarás de mi para llevarme a tus adentros. Y no sé porqué lucharé para evitarlo si lo que quiero es eso, pero no por ti, no creas, sino por dejar el resto. A ti me entrego mar adentro, y cuando te canses de mi, que lo harás, llevame a una orilla a descansar.

La pompa

Después de tanto tiempo llegó el momento deseado. Salí a través de aquel aro ceñido y empecé a crecer, y sin quererlo me eleve de forma vertiginosa. Todo era maravilloso, nuevo y trepidante. De pronto me desintegré y me desvanecí.

Torbellino


















Esta mañana he vuelto a encontrar la tapa del váter levantada, y sobre el agua, nuestra foto hecha añicos. Tiré de la cisterna y su torbellino nos hundió desapareciendo para siempre. Ahora sé que no volverás.

Psicópata

Era un psicópata de personalidad múltiple. sin duda, un efecto secundario de su trabajo como incinerador.

15 feb. 2011

Sospechoso

















No era un fantasma quien surgió entre la niebla sino el inspector que localizó el cadáver. Era el sexto en tres días, todos varones de mediana edad, todos con antecedentes, todos detenidos por él en el pasado. Le apartaron del caso de forma cautelar, era sospechoso. Seis meses y diez muertes más tarde detuvieron a su ex-mujer. "Es el pago por haberme apartado de mi marido", dijo.

Tortura

Algunos lloran, se retuercen, gritan, convulsionan... Llevo 14 años utilizando la electricidad como tortura y nunca ninguna persona reacciona igual. Es curioso lo del ser humano y sus reacciones. Al final la mayoría habla, aunque alguno se me han muerto, sobre todo cuando empecé, es difícil saber donde está el límite. Pero no te preocupes, tu tienes cara de hablador

14 feb. 2011

Descanso invernal

Hibernación de una piscina urbana. Descanso de griterío infantil, de chapuzones y chapoteos. De cremas, aerosoles y ungüentos. Descanso de salvavidas, de miradas indiscretas, obscenas, deseosas. Descanso de piropos, de carreras, de juegos. Solo la lluvia, el viento y algún nostálgico me visitan.

Poder bajo los pies





















Con la marea baja en Sanxenxo, las conchas quedan a tu alcance. Las pisas y crujen deshaciendose en mil pedazos. Es vicioso ese tacto bajo la suela, es viciosa esa sensación del poder "DESTRUCTIVO", aunque, realmente, fomentas la creación de arena. Esa arena fina que en verano, cuando la playa esté llena, se pegará a tu piel.

Ansia de poder

















El viento quiería arrastrarlas, separarlas y dispersarlas. Pero ellas, lejos de la tentación de ir más lejos, permanecieron unidas, entrelazadas. El viento cesó y ellas, poco a poco, sin prisa, siguieron creciendo, avanzando, juntas.

Cáncer

Como parte de mi me rebelo en ansia de crecer, de dominar. Y es tan grande mi poder, que sin darme cuenta me mutilo, me suicido.

Al otro lado

















Sumido en esta oscuridad, contemplo la vida ahí fuera. Y a pesar de lo que pienses, no quiero atravesar ese cristal y formar parte de ese mundo. Solo pretendo observarlo y sentirlo como mío en la distancia, en el recuerdo de lo que pudo haber sido.

La fábrica del conocimiento

En la Universidad de Vigo, hay mucho cristal. Para que entre la luz que ilumina el pensamiento y no se escapen las idéas creadas.

Costa mutilada

















Pusimos un banco para su contemplación, un paseo para recorrerlo y unas normas para hacerlo prevalecer. Pero para todo ello, le tuvimos que extirpar un buen trozo.

De vuelta al mar


Hace tiempo que estoy aquí en este asilo, retirado. Viendo lo que un día fuí y envidiando no poderlo revivir. Oyendo el mar batir, oliendo su sal sin  poderme zambullir  por última vez. Solo espero un temporal que me arrastre  y que me lleve, un temporal que por fin, me deje descansar en paz.

El paso del tiempo




Lustroso y limpio fui olvidado. El tiempo, impasible, dejó su marca en mi. La lluvia me corróe, me agrieta el frío del invierno. Pero aun así, me siento bello.

Emergiendo

El tornillo, harto de su cobertura de pintura, emergía hacia un exterior que solo pudo presentir. Nunca pensó que allí fuera, por lo que tanto había suspirado, le esperaba la muerte, la corrosión, la lluvia.

Entre rejas

Al fondo, el parque infantil de la infancia, luego un negro episodio que le llevó a estar entre rejas.

Fuera de casa


















Cansada y aburrida del trato que recibía en casa, decidió irse. No necesitaba seguir aguantando a sus padres. Nada más cerrarse la puerta sintió la inmensidad de la soledad, lo indefensa y asustada que se encontraba. Fue el minuto más largo de su vida el que tardó en llamar a la puerta pidiendo perdón.

Despedida


Tenía 4 años cuando ví a mi padre por última vez. Dimos un paséo y nos sentamos en unas rocas contemplando el mar. Apenas me habló pero no hacía falta. Noté que era una despedida y solo quise sentir, para ahora, poder recordar.

Envidiosas

Las grúas formaban parte de aquel muséo. Sin embargo la mayor atracción era subir al faro. Envidiosas por ello, un día sin visitas, decidieron arrojarlo al mar.

8 feb. 2011

Un giro en la vida


Cada día el mismo recorrido rectilíneo. Cada día, al llegar a ese punto, miraba aquella vía con curvas sinuosas, emocionantes. Cansado de la línea recta por la que le llevaba la vida, aquel día decidió subirse a aquella vía, a aquella nueva vida.

Presente feliz

Déjame recordar ahora que aún me quieres cerca. Déjame sentir como acaricias mi pelo antes de que crezcas y pienses que soy un viejo aburrido. Déjame, hija mia, disfrutar de este momento que tan poco tiempo me va ha durar.

7 feb. 2011

El arranque

Es el arranque del blog, una carrera sin prisa pero, esperemos, sin pausa. Un trotar al atardecer en un lugar de aguas calmas donde dejarse mecer, donde dejar que la mente flote y las presiones escapen fugaces como los aviones que no nos da tiempo a captar pero que sabemos de su existencia por el rastro que dejan, esa cicatriz en el cielo que solo el tiempo es capaz de borrar.
Gracias a Luis Nieto por hacer este espacio posible. Este espacio que espero sigamos compartiendo. Tu como padre creador, y yo, como sucesor y heredero.