18 jun. 2011

Grietas II

Cuanto más calor e intensidad ponía para tapar aquella grieta, más se cegaba, permaneciendo finalmente, solo el recuerdo de lo que un día fue.

15 jun. 2011

Grietas

A cada grieta, a cada lado de la rotura, una fusión incandescente crea la unión perfecta.
Tan fuerte, tan sólida, tan inquebrantable.
Tibia y suave al fin.

El último baño

Cuando era niño jugaba a piratas en la playa con el resto de la pandilla. Más tarde se sentaba en su tibia arena contemplando atardeceres con la persona amada. Hoy se hundirá para siempre, bajará por última vez esos peldaños tratando de recuperar su niñez, su amor, las ilusiones y proyectos que la vida le fue negando.

Plenilunio

Cada plenilunio se transformaba. Entonces había que esconderse pues de forma incontrolable buscaba la muerte y la sangre de sus víctimas.
En la última luna llena no le dio tiempo e escabullirse y cayó, como otros tantos, presa de un instinto fuera de lo natural. El hombre es el único animal capaz de destruir su entorno y lo que en el habita.

Fruncir el ceño

Lo  primero que hizo en aquel su nuevo medio, fue llorar. Para ello era preciso fruncir el ceño. Desde entonces y hasta el día de su muerte, sería una constante en su vida. Siempre por algún motivo y sus opuestos.
Y es que, la vida, ya se sabe, es un valle de lágrimas